Sucesos

«Tuve un encuentro de quinta fase con un ser de otro plano de vida», Laureano Ortega se confiesa

*El tenor cuenta lo que ocurrió hace una semana durante una noche de sudor, en una barca en pleno mar del baño de su casa. Rosario Murillo ya ordenó una investigación

En declaraciones a este medio de comunicación, el hijo de la pareja de dictadores, Laureano Ortega Murillo, contó una de las experiencias más «intensas» que ha vivido en su vida. Según el tenor, empresario, director de Incanto, diseñador de ropa y artista plástico, su experiencia se remonta a la semana pasada.

«Me encontraba en mi baño ya casi listo para irme a dormir. Estaba haciendo gárgaras con jengibre porque tengo garganta profunda cuando miré por el espejo un ser venoso», declaró el tenor.

En ese momento Laureano, sintió el verdadero terror. Quedó congelado ante la visión que tenía a su espalda. Según el tenor, era un cuerpo cavernoso, que medía unos dos metros de alto, despedía un fuerte olor a berrinche de viejo y palpitaba.

«El ser de otro plano de vida se fue acercando poco a poco, lentamente, hasta que me enseño su rostro. Pero este ser ¡no tenía rostro!» , declaró acongojado Ortega Murillo.

Ahí fue donde el tenor de desmayó, y asegura que lo último que recuerda es que este animal de la naturaleza, le susurró al oído una canción.

«Lo recuerdo vividamente, en medio de la tremenda laguna de olvido que sobrevivió en mi memoria, ese ser me canturreó suavemente al oído una canción que yo creo que tiene un mensaje escondido. Me cantó suavecito aquella que dice: Recuerda que hace mucho tiempo te amo, te amo te amo, oh, oh. Quiero hacerte muy, muy feliz. Vamos a tomar el primer avión con destino a la promiscuidad, la promiscuidad para mi eres tú. Piensa en mí, llora por mí. Llámame a mí, no no le hables a él. Piensa en mí, llora por mí. Llámame a mí, no no le hables a él, a él no llores por él», nos cantó Laureano con la voz entrecortada y un hilo de lágrimas y mocos.

Al enterarse de este suceso paranormal, la primera dama, vicedictadora, chamana, presidenta de la asociación espiritista del Carmen y jefa de los gabinetes de la familia, la compañera Rosario Murillo, ordenó que se realice una investigación sobre este sucedo que dejó traumado a su hijo.

«Ahora el chavalo no deja de hablar de eso. Se levanta y dice que tuvo pesadillas con la venuda, va al baño y lo encontramos en temblores e inconsciente hablando solo de que viene el cabezón, el mono y el cadejo. No aguantamos esta situación que seguro es un ataque de la derecha fascista», manifestó muy molesta murillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *