Confesiones: “Quédate con el que te mire como Rodrigo mira a Daniel”

Y ahora un poema:

El amor fluyó en la plaza

tus pies húmedos y hediondos

destruyeron mi olfato

de ñajo

pero te miraba con amor

comprensión

y

ternura

mi coma andante

se quiebra

¡MAMARRE!, me gritaste Daniel Ortega

Sucio pervertido

pero soy sandinista

y tengo mierda en la cabeza

por eso te miro así.

19 de julio de 2019. Grrr!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.