Confesiones: “Quédate con el que te mire como Rodrigo mira a Daniel”

Y ahora un poema:

El amor fluyó en la plaza

tus pies húmedos y hediondos

destruyeron mi olfato

de ñajo

pero te miraba con amor

comprensión

y

ternura

mi coma andante

se quiebra

¡MAMARRE!, me gritaste Daniel Ortega

Sucio pervertido

pero soy sandinista

y tengo mierda en la cabeza

por eso te miro así.

19 de julio de 2019. Grrr!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *