Rosario Murillo invoca por accidente a Satanás al intentar leer una carta en inglés

Lo que comenzó como una acción cotidiana en el día a día de Rosario Murillo, terminó siendo una verdadera catástrofe. Todo comenzó cuando Rosario Murillo intentó leer una carta que había recibido por parte de Yoko Hono.

AVE MARIYA PURITZIMA

Al parecer en medio de la mala pronunciación en inglés, y el enredo de lengua de Rosario Murillo, pronunció un viejo refrán arameo que sirve para invocar al demonio.

Le tiene que interesar: Academia de inglés Cornerston, ofrece beca completa para Rosario Murillo

“No fue mi intención, yo comencé a leer normal, pero una cosa llevó a la otra y cuando miré se comenzó a abrir el piso de mi cuarto y salió el compañero Satanás”, dijo la primera dama, vicepresidenta, cosmóloga, pediatra, santera y alcohólica anónima, Rosario Murillo.  

Según testigos, don Satanás al ver que era Rosario Murillo quien lo había invocado se asustó y trato de hablar con ella.

“Yo le dije a la Chayo que no quiero problemas, ella es bien mala. La verdad es que me da miedo sobre todo ella y el pendejo de su marido me da lástima”, dijo muy conmovido el diablo. “Al final me dijo que no me quería hacer daño, que dialogaremos, que nos reconciliáramos y yo le hice caso”.

Lea además: Vecinos protestan en el barrio Dimitrov para que aparezca la Policía

En estos momentos Rosario Murillo está tomando el té con don Satanás y más noche van a organizar una pijamada a la que se espera que llegue HellBoy, el nuncio apostólico, Réne Sándigo, el fantasma del Cardenal Miguel del Bando Bravo y otros amigos del más allá.

Siga leyendo: Michael Jackson: «Mi mayor inspiración siempre fue Rubén Darío y la Joyita»

2 comentarios sobre “Rosario Murillo invoca por accidente a Satanás al intentar leer una carta en inglés

  1. el carolingio Contestar

    Que sabe sus cosas de brujería, sí que las sabe. La ambicion de poder y dinero no es la primera ni será la última en que un homo sapiens, se involucre con las fuerzas tenebrosas del averno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *