«Nos reservamos el derecho de admisión», Pali se cambia el nombre a Diplotienda

La vuelta a los años 80 está cada vez más cerca. Ya tenemos dictador, suben los precios de los productos, la guardia se pasea por las calles deteniendo chavalos y ahora los supermercados “se reservan el derecho de admisión”. Blanco y en botella, Malibú.

Artículo relacionado: Crisis hace que vuelva el legendario desodorante Toque Final

Todo se venderá en lolos gringos

Por esto la cadena de supermercados Pali decidió cambiarse el nombre a “Diplotienda”, para revivir las viejas glorias del primer régimen sandinista de los oscuros años 80.

Lea: Nicas comienzan a cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio

“Nos reservamos el derecho de admisión, como en su tiempo hizo el Chamán. Aquí no van a entrar negros, ni cochones, ni lesbianas, ni tostones, ni chavalos de la UCA”, dijo Edgardo Somarribas, director ejecutivo de la nueva diplotienda.

Le tiene que interesar: Casa comercial perdona deuda a señora morosa, gracias a la amnistía sandinista

En sus estanterías se venderán productos exclusivos exportados del imperio estadounidense, al mejor estilo de la nueva izquierda bolivariana.

“Los sandinistas que sean pobres (o sea la mayoría) tendrán derecho a venir a vitriniar”, finalizó Somarribas.

Siga leyendo: Ganchera es capturada cuando se robaba un tarro de leche Anchor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *