Internacionales

Gringos salen huyendo del país por miedo al comunismo, mientras nicas le agarran «la vara» a Biden y van a pedir asilo

*El pingüino Arellano fue visto entre los que salieron en la caravana rumbo a Estados Unidos

Dos países, dos caras de la moneda. Luego de varios días en expectativa sobre lo que pudiera ocurrir en las elecciones de Estados Unidos, finalmente, el ganador fue Joe Biden.

En cuanto se supo la noticia millones de estadounidenses salieron huyendo en balsa en dirección a Europa y Australia.

«No queremos vivir bajo la bota opresora de los comunistas que vienen a gobernar», dijo Jimmy Heineken, habitante de Pensilvania, mientras cargaba con una mochila llena de latas de salmón, ropa de invierno, una balsa, y dos ametralladoras semiautomáticas.

De esta manera Biden se convierte en el presidente electo más viejo de Estados Unidos, y el único que fue tartamudo durante su niñez. En la escuela le decían «Joe bye, bye byeden».

Nicas agarran vara

Por otro lado, a los cinco minutos de que la agencia AP informara de la victoria definitiva de Biden, una caravana salió rumbo a la frontera con Honduras, con destino final a Estados Unidos.

La marea de gente se comenzó a formar en Ciudad Sandino, San Judas y la zona del mercado Oriental.

«Vamos buscando la visa, Biden dijo que nos dejaría entrar a todos», manifestó don Alfonso Flores, habitante de San Judas.

Entre la caravana destacó la presencia de Jaime el pingüino Arellano, que esta mañana participó de una marcha para apoyar a Donald Trump.

«Yo voy buscando el sueño Americano, el imperio es una democracia y allá me van a recibir con los brazos abierto. Yo sé que antes dije que Trump era mejor, pero ideay, aquí donde me mirás yo tampoco soy perfecto», apuntó Arellano que fue recientemente deportado de Estados Unidos, tras salir huyendo de la dictadura de Daniel Ortega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *